Cuándo debes visitar a tu doctor

Salud

Los jóvenes adultos son vistos tan a menudo como imágenes de salud y bienestar en nuestra sociedad que las compañías de seguros han acuñado el término “jóvenes invencibles” para describirlos. Hasta cierto punto, el nombre es exacto: Los adultos jóvenes (como colectivo) experimentan menos afecciones médicas crónicas que los adultos mayores, y aproximadamente el 30 por ciento de los adultos jóvenes no han visto a un médico en los últimos 12 meses.

Por supuesto, la realidad es que nadie es verdaderamente “invencible”, ni siquiera los considerados jóvenes y sanos. Las enfermedades crónicas como las cardiopatías, la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el cáncer no se desarrollan de la noche a la mañana y, de hecho, pueden comenzar muchos años antes de que se diagnostiquen. Mientras tanto, alrededor del 23 por ciento de los adultos jóvenes visitan un Departamento de Emergencia (ED) anualmente. Los accidentes pueden ocurrirle a cualquiera, mientras que una gran cantidad de factores -incluyendo la genética, la dieta y los hábitos de ejercicio- pueden comenzar a afectar nuestra salud mucho antes de que nos demos cuenta. En resumen, nunca es demasiado pronto para tomar control de su salud haciendo visitas regulares a su médico.

Mantenimiento general de la salud

Aunque no es divertido ni sexy, mantenerse al día con las vacunas y exámenes recomendados es una parte fundamental de la buena salud. Mucha gente va fielmente al dentista cada seis meses para una limpieza y examen, y el médico debe ser considerado de la misma manera. Los chequeos médicos regulares son parecidos a cambiar el aceite de un auto, girar las llantas o hacer un ajuste de 50,000 millas.

Los chequeos médicos regulares son parecidos a cambiar el aceite de un auto, girar las llantas o hacer un ajuste de 50,000 millas.

Las vacunas no sólo previenen algunas enfermedades graves, como la poliomielitis, la hepatitis B, el sarampión, las paperas, la rubéola e incluso el cáncer de cuello uterino, sino que también proporcionan “inmunidad de grupo” a quienes no pueden vacunarse o tienen sistemas inmunitarios debilitados. Los exámenes de detección pueden llevar a la identificación y tratamiento tempranos de enfermedades subyacentes como presión arterial alta, colesterol alto y cáncer. La detección temprana es importante porque no sólo mejora el pronóstico general de la enfermedad, sino que también proporciona la mejor oportunidad para una cura.

Conociendo Sus Números

¿Sabe cuál es su presión arterial o colesterol? Más de una quinta parte de los estadounidenses nunca se han hecho revisar el colesterol. Dado que 71 millones (o 33.5 por ciento) de los adultos estadounidenses tienen el colesterol “malo” elevado, y que tener el colesterol total alto aproximadamente duplica el riesgo de enfermedad cardiaca, es importante dar un salto en estos números. Mientras tanto, 1 de cada 3 adultos estadounidenses (o 31 por ciento) tiene presión arterial alta, que es un factor de riesgo conocido de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedad renal.

Hacerse revisar la presión arterial y el colesterol proporciona una base de referencia que se puede comparar con el paso del tiempo, por lo que es valioso obtener estas cifras mientras todavía se considera joven y saludable. Si no hay nada más, puede imprimir los números y usarlos como motivación para estar más saludable y vencerlos el próximo año.

Cómo crear su expediente médico

Las visitas anuales al médico son una oportunidad para actualizar su registro médico personal. La mayoría de los hospitales y clínicas utilizan un registro médico electrónico (EMR) para almacenar información de salud. Estos registros son importantes porque están fácilmente disponibles para los hospitales afiliados en caso de una emergencia (las instituciones no afiliadas todavía tendrán que solicitar los registros).

Nadie planea un accidente automovilístico, pérdida del conocimiento o una visita a la sala de emergencias. Sin embargo, en caso de que ocurran estos problemas, la información de salud previamente documentada es accesible para los médicos del Departamento de Emergencia. Esto puede reducir las pruebas innecesarias y prevenir las reacciones alérgicas, y en general ayudar a asegurar que usted reciba el mejor nivel de cuidado posible.