¿Cómo viven los travestis su sexualidad?

Sexo

La sexualidad es una construcción que se realiza en el ser a través de las diferentes vivencias que adquiere a lo largo de su vida. De este modo, el simple hecho de haber nacido hombre o mujer no determina en absoluto la sexualidad. La genitalidad nada tiene que ver con la sexualidad, debido a que la persona construye su identidad sexual a lo largo de su propia historia y vivencia personal. Justamente, ser hombre o mujer en la sociedad actual responde a patrones culturales impuestos desde que nacemos.

Por lo general, para las nenas todo aquello que sea de color rosa, estará ligado a ellas casi como un mandato social. El azul y todo lo rudo será para los que han nacido con el género masculino. ¿Y qué pasa con los travestis en Sevilla? Ni la masculinidad ni la feminidad es una condición con la que se nace.

Cuándo debes visitar a tu doctor

Salud

Los jóvenes adultos son vistos tan a menudo como imágenes de salud y bienestar en nuestra sociedad que las compañías de seguros han acuñado el término “jóvenes invencibles” para describirlos. Hasta cierto punto, el nombre es exacto: Los adultos jóvenes (como colectivo) experimentan menos afecciones médicas crónicas que los adultos mayores, y aproximadamente el 30 por ciento de los adultos jóvenes no han visto a un médico en los últimos 12 meses.

Por supuesto, la realidad es que nadie es verdaderamente “invencible”, ni siquiera los considerados jóvenes y sanos. Las enfermedades crónicas como las cardiopatías, la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el cáncer no se desarrollan de la noche a la mañana y, de hecho, pueden comenzar muchos años antes de que se diagnostiquen. Mientras tanto, alrededor del 23 por ciento de los adultos jóvenes visitan un Departamento de Emergencia (ED) anualmente. Los accidentes pueden ocurrirle a cualquiera, mientras que una gran cantidad de factores -incluyendo la genética, la dieta y los hábitos de ejercicio- pueden comenzar a afectar nuestra salud mucho antes de que nos demos cuenta. En resumen, nunca es demasiado pronto para tomar control de su salud haciendo visitas regulares a su médico.